miércoles, 5 de abril de 2017

¿Por qué nos damos toques?

Esos momentos incómodos se los debemos a la electricidad estática

Hay días en que saludamos normalmente a nuestros compañeros de trabajo y a nuestros amigos… y resulta que sale esa expresión incómoda gracias a una sensación muy peculiar: “vienes muy negativo hoy”. Y es que los famosos toques no pasan de ser eso… toques, resultado de cargas eléctricas presentes, incluso, en nuestros cuerpos.

Los toques… y esos momentos incómodos, se los debemos a la electricidad estática, la cual se genera cuando dos materiales están en contacto unos con otros. En el universo hay cantidades iguales de electrones y protones. La acumulación de las cargas estáticas, en conjunto con ciertos materiales que se encuentran en los objetos que usamos cotidianamente, hacen que este fenómeno que conocemos como “toque” ocurra.

Una acción tan simple, como lo es sentarse, puede generar una gran cantidad de energía electrostática en la ropa. Otra muy común es tender la cama. Materiales como el nylon y otros acrílicos son buenos en la generación de electricidad estática. No hay que confundir esta energía estática con los “toques” que llegar a producir un aparato eléctrico como un refrigerador o un aire acondicionado, ya que este suceso se debe  a que estos aparatos se encuentran energizados (por una falla de aislamiento) y no cuentan con un sistema de puesta a tierra.


El ser humano también produce electricidad. El mecanismo “compuerta sodio – potasio” (gracias al cual el cuerpo humano genera electricidad) es capaz de generar entre 10 y 100 mili voltios, los cuales hacen que el ser humano viva, y a la vez, tenga suficiente carga eléctrica para ser parte de este fenómeno que conocemos como “darnos toques”. 

Visita www.simmexico.com.mx y conoce más sobre los productos que ofrecemos. Síguenos a través de Facebook: Servicios Integrales Mineros. En twitter: @servicios_sim Recuerda que somos tu especialista en distribución y transmisión eléctrica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario