lunes, 13 de marzo de 2017

¿Por qué se confunden los nombres?

No existe humano sobre la tierra que no haya cometido esta falta no intencional    

Son miles las personas que no pueden olvidar ese momento bochornoso en el que se confunde el nombre de una persona. Aunque existe una explicación lógica para esta cuestión, el hecho de confundir nombres no es muy bien aceptado en las relaciones sociales, incluso cuando se ha visto por primera vez a esta persona y se nos ha sido presentada. Peor cuando esto sucede en un momento especial… o íntimo.
Científicos de instituciones de Dinamarca y Estados Unidos han demostrado a través de un análisis a este fenómeno que el humano no solamente le cuesta trabajo aprender nombres, sino que tiene facilidad para confundirlos. En esta dinámica de confusión entran los grupos sociales o parecidos semánticos son los nombres. La mayoría de las veces, el humano considera la confusión de nombres por la influencia de sentimientos de la persona que menciona por error; sin embargo, ni los sentimientos ni el aspecto físico (aunque exista un gran parecido) influyen en esta confusión.

Según el estudio, las madres son quienes comúnmente  confunden los nombres de los hijos. La influencia de similitudes con los nombres y el hecho de conocer bien a las personas del grupo social son aspectos que influyen en estas confusiones, y no las cuestiones afectivas y sentimentales. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario